Seleccionar página

Abogados

Apuntes para abogados

En esta sección explicaremos conocimientos básicos para la defensa de casos de daño cerebral. Además, destacamos las problemáticas comunes y los errores que suelen cometerse en estos asuntos legales.

¿Eres abogado/a?

 ¿Estás a cargo de un caso de daños cerebrales que se está volviendo complejo? ¿Has recibido un encargo legal y te gustaría contar con apoyo adicional? ¿Tienes alguna otra pregunta en mente?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso, estamos encantados de poder ayudar. 

Al final del artículo, encontrarás un enlace a otros apuntes para abogados que podrían serte de gran utilidad.

¿Qué significa NIHSS?

Es un sistema de puntuación que permite a los médicos evaluar la severidad de un ictus en pacientes. Desarrollada para proporcionar una medida objetiva de la afectación neurológica, la escala examina 11 áreas, incluyendo funciones motoras, del habla, la visión, y la atención. Su aplicación ayuda a determinar el tratamiento más adecuado y a predecir el pronóstico del paciente.

Sus siglas significan «Escala del ictus del Instituto Nacional de Salud» por su acrónimo en inglés

Qué examina la escala.

El Test abarca diversas funciones neurológicas para obtener una imagen clara del impacto del ictus en el paciente. Los parámetros evaluados se centran en las siguientes áreas clave:

  1. Nivel de Conciencia: Evalúa la alerta y la capacidad de respuesta del paciente, incluyendo la conciencia de sí mismo y del entorno.
  2. Mirada: Examina la habilidad para mover los ojos de manera correcta y seguir objetos visuales, lo que puede indicar afectación de áreas cerebrales específicas.
  3. Campo Visual: Evalúa la presencia de cualquier defecto en el campo visual, como la pérdida de visión en la mitad del campo visual de uno o ambos ojos.
  4. Parálisis Facial: Mide la capacidad de realizar movimientos faciales simétricos, lo que puede indicar daño en los nervios craneales o en áreas cerebrales relacionadas con el movimiento facial.
  5. Movilidad del Brazo: Determina la fuerza en los brazos, evaluando la presencia de debilidad o parálisis.
  6. Movilidad de la Pierna: Evalúa la fuerza en las piernas, similar a la evaluación de los brazos, para identificar debilidad o parálisis.
  7. Ataxia: Comprueba la coordinación y el equilibrio, lo que puede revelar daños en las partes del cerebro encargadas de estas funciones.
  8. Sensibilidad: Evalúa la capacidad de sentir toques, pinchazos y diferencias en la temperatura.
  9. Lenguaje: Mide la capacidad para hablar y entender, incluyendo la claridad del habla y la capacidad para leer y escribir.
  10. Disartria: Evalúa la claridad de la articulación del habla.
  11. Afasia: Examina la capacidad de comprensión y producción del lenguaje, indicando posibles daños en las áreas del cerebro responsables del lenguaje.
  12. Negligencia: Evalúa la falta de atención a un lado del cuerpo o espacio, que puede ser un signo de daño cerebral.

Componentes de la Escala NIHSS

Cada componente de la NIHSS está diseñado para evaluar una función neurológica específica, desde la conciencia y la orientación hasta la capacidad motora y sensorial. Por ejemplo, se evalúa la capacidad del paciente para entender y seguir órdenes, la fuerza de los brazos y las piernas, la capacidad de hablar y entender el lenguaje, y la simetría de los movimientos faciales.

Aplicación de la Escala NIHSS

La NIHSS se aplica generalmente en entornos de urgencias por profesionales entrenados en su uso. Desde el momento en que un paciente con síntomas de ictus llega al hospital, la escala se utiliza para evaluar su estado inicial y guiar las decisiones sobre su tratamiento, incluyendo la administración de terapias trombolíticas que pueden ser cruciales en las primeras horas tras el ictus.

Interpretando los Resultados de la Escala NIHSS

Las puntuaciones en la escala NIHSS varían de 0 a 42, con números más altos indicando un ictus de mayor gravedad. Una puntuación de 1 a 4 se considera leve, de 5 a 15 moderada, de 16 a 20 moderadamente severa, y de 21 en adelante, severa. Esta clasificación ayuda a predecir los resultados del paciente y a planificar su rehabilitación.

Por qué debe hacerse de forma constante y rutinaria

El registro continuado de la Escala NIHSS es vital por varias razones clave:

  1. Monitoreo de la Evolución: Permite a los profesionales de la salud monitorear los cambios en el estado neurológico del paciente, identificando mejoras o deterioros que pueden influir en las decisiones de tratamiento.
  2. Ajuste del Tratamiento: La evolución del paciente puede requerir ajustes en el tratamiento, ya sea para intensificar la intervención en caso de deterioro o para modificar el enfoque terapéutico a medida que el paciente mejora.
  3. Pronóstico a Largo Plazo: La evaluación repetida con la Escala NIHSS ayuda a predecir el pronóstico a largo plazo del paciente, facilitando la planificación de la rehabilitación y el soporte necesario para la recuperación.
  4. Investigación y Mejora de la Calidad: La recopilación de datos sobre la evolución del paciente mediante la Escala NIHSS es crucial para la investigación clínica y la mejora de las estrategias de tratamiento del ictus. Permite analizar la efectividad de diferentes tratamientos y ajustar las prácticas clínicas basándose en evidencia sólida.
  5. Comunicación entre Profesionales: Proporciona un lenguaje común para describir la severidad y evolución del ictus, facilitando la comunicación efectiva entre los diferentes profesionales involucrados en el cuidado del paciente.

La Importancia de la Escala NIHSS en la Recuperación del Ictus

Más allá de la evaluación inicial, la Escala NIHSS se utiliza para monitorizar la evolución del paciente, permitiendo ajustar el tratamiento conforme se recupera o cambia su estado. Esta monitorización continua es vital para la rehabilitación a largo plazo, ayudando a los pacientes a recuperar la mayor independencia posible.

La Escala NIHSS es una herramienta crítica en el manejo del ictus, permitiendo una evaluación rápida y precisa de la gravedad de esta condición. Su implementación no solo guía las decisiones de tratamiento inmediatas sino que también informa el proceso de recuperación y rehabilitación. Educar al público sobre la importancia de reconocer los signos de un ictus y la evaluación temprana es fundamental para mejorar los resultados de esta

¿Te resulta interesante? compártelo:

temas relacionados

Fibrinólisis, criterios de inclusión SITS-MOST

Fibrinólisis, criterios de inclusión SITS-MOST

Inclusión en criterios de fibrinólisis en casos de mala praxis en ictus Uno de los supuestos más reiterados en casos de negligencia médica en ictus es el error diagnóstico en ictus isquémicos. La falta o error de diagnóstico tiene como consecuencia la omisión de un...

leer más