Seleccionar página

Abogados

Apuntes para abogados

En esta sección explicaremos conocimientos básicos para la defensa de casos de daño cerebral. Además, destacamos las problemáticas comunes y los errores que suelen cometerse en estos asuntos legales.

¿Eres abogado/a?

 ¿Estás a cargo de un caso de daños cerebrales que se está volviendo complejo? ¿Has recibido un encargo legal y te gustaría contar con apoyo adicional? ¿Tienes alguna otra pregunta en mente?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso, estamos encantados de poder ayudar. 

Al final del artículo, encontrarás un enlace a otros apuntes para abogados que podrían serte de gran utilidad.

El Código Ictus y su Importancia en negligencias médicas

Introducción

¿Qué se entiende por negligencia en ictus?

Se atribuye negligencia en el ictus si el diagnóstico es erróneo impidiendo el tratamiento o cuando el tratamiento no es el adecuado, resultando en un agravamiento de la condición del paciente o en la aparición de nuevas complicaciones.

Los casos legales relacionados con daños cerebrales, como los accidentes cerebrovasculares o ictus, pueden ser complejos y desafiantes. Para abogados que no tienen experiencia en medicina, comprender los aspectos médicos es esencial para representar adecuadamente a sus clientes. Uno de los conceptos clave que debes conocer es el «Código Ictus». En este artículo, te explicaremos de manera sencilla qué es el Código Ictus y por qué es relevante en casos legales relacionados con ictus.

¿Qué es el Código Ictus?

El Código Ictus es un sistema de protocolos médicos diseñado para identificar, diagnosticar y tratar rápidamente a las personas que han sufrido un ictus o accidente cerebrovascular y la derivación del paciente al hospital.  

El Código Ictus no contempla tratamientos ni diagnósticos ni pronósticos, es un protocolo para derivar al paciente con sospecha de ictus al hospital, concretamente a la unidad de ictus o al servicio de neurología.

¿Por qué es Importante en Casos Legales?

El tiempo es crítico cuando se trata de un ictus. Cuanto más rápido se diagnostique y se brinde tratamiento, mayores serán las posibilidades de recuperación para la víctima. Aquí es donde entra en juego el Código Ictus. Cuando alguien experimenta síntomas de un posible ictus, como debilidad en un lado del cuerpo, dificultad para hablar o pérdida de visión, es fundamental que el paciente sea derivado a neurología.

El Código Ictus establece un conjunto de pasos específicos que alertarán a todo el servicio para la derivación del paciente hasta el servicio de neurología, de forma que tanto la ambulancia como la entrada en el hospital y el servicio de neurología se activan de forma conjunta.

Los equipos médicos deben seguir este protocolo cuando sospechan un ictus.

Una vez en el servicio el código ictus desaparece y se da paso a pruebas de imagen, análisis clínico y otras evaluaciones que ayudan a determinar el tipo de ictus y su gravedad. Una vez que se confirma el diagnóstico, se puede iniciar el tratamiento adecuado, que puede incluir medicamentos para disolver coágulos o cirugía para reparar un vaso sanguíneo dañado.

Cómo Puede Ayudar un Abogado en Casos de Ictus

Como abogado, comprender el Código Ictus es esencial para evaluar la atención médica recibida por tu cliente en caso de un ictus. Si crees que la atención médica fue insuficiente o hubo demoras en el diagnóstico y tratamiento, podrías tener un caso legal sólido en tus manos.

Es fundamental determinar si la sintomatología comunicada corresponde a una sospecha de ictus y si se cumplen con los criterios de inclusión o exclusión en el código ictus. 

Criterios de inclusión

los criterios de inclusión de este Código son los siguientes:

  • Síntomas iniciados de forma brusca en las últimas 24 horas.
  • Situación basal previa del paciente sin gran dependencia.
  • Déficit neurológico focal que persiste en el momento del diagnóstico.
  • Debilidad o parálisis repentina de la cara, el brazo o la pierna.
  • Confusión repentina.
  • Dificultad para hablar o entender.
  • Pérdida de visión brusca de uno o ambos ojos.
  •  Cefalea intensa, brusca y sin causa aparente asociada a náuseas y vómitos (no achacable a otras causas).
  • Dificultad repentina para caminar, pérdida de equilibrio o coordinación.

Los siguientes criterios de excusión son los siguientes:

  • Síntomas que no se han instaurado de forma brusca.
  • Más de 24 horas de evolución desde el inicio los síntomas.
  • Paciente con gran dependencia o enfermedad terminal.    

Conclusión

En resumen, el Código Ictus es un sistema vital en el ámbito médico que busca salvar vidas y minimizar las secuelas de un ictus. Para abogados que se especializan en casos de daños cerebrales, comprender este concepto es esencial para brindar una representación efectiva.

Si crees que un cliente ha sufrido un daño debido a un error médico relacionado con un ictus, tu conocimiento sobre el Código Ictus te ayudará a defender sus derechos de manera más efectiva.

Recuerda que cada caso es único, y es importante trabajar en estrecha colaboración con expertos médicos y legales para asegurarte de que tus clientes reciban la atención y la compensación que merecen en situaciones tan delicadas como los casos de ictus.

¿Te resulta interesante? compártelo:

temas relacionados

Fibrinólisis, criterios de inclusión SITS-MOST

Fibrinólisis, criterios de inclusión SITS-MOST

Inclusión en criterios de fibrinólisis en casos de mala praxis en ictus Uno de los supuestos más reiterados en casos de negligencia médica en ictus es el error diagnóstico en ictus isquémicos. La falta o error de diagnóstico tiene como consecuencia la omisión de un...

leer más
¿Qué significa NIHSS?

¿Qué significa NIHSS?

Es un sistema de puntuación que permite a los médicos evaluar la severidad de un ictus en pacientes. Desarrollada para proporcionar una medida objetiva de la afectación neurológica, la escala examina 11 áreas, incluyendo funciones motoras, del habla, la visión, y la...

leer más